Saltar al contenido

TALLER CONECTANDO

¿Te gustaría poder hablar con alguien con confianza de lo que te pasa por dentro, de tus confusiones y certezas?.      Te ofrecemos un espacio para hacerlo. (Pincha aquí)

Y para ayudar a aterrizarlo te invitamos a crecer en tu fe, hacerla más personal y que de verdad sea luz en tu vida.

Te proponemos dedicar un tiempo al encuentro con Jesús, a que tu relación con Él sea más viva, más madura y te ayude a orientarte en la vida. Es un buen momento para esto si tienes deseos de ir más allá, de volar más alto, de profundizar en ti y en tu vida.

Se trata de un itinerario sencillo:

.En el que puedas aprender a orar, aprender a elegir y encontrar tu manera personal de relacionarte con Dios.

.Para que tu relación con Dios sea cada vez más tuya y suya, más cercana a tu vida y te ayude a decidir lo mejor en cada momento.

.Para que cuando te sientas solo/a o perdido/a puedas compartir y acompañarte en las dudas e inquietudes.

¿EN QUÉ CONSISTE?

.Es algo parecido a un taller, dónde podrás encontrar teoría para aprender y espacios de prácticas acompañadas para hacerlo tuyo. ¿Qué quiere decir esto?:

  1. Recibirás por correo unas indicaciones de cómo orar (diferentes modo de orar, textos y contenidos para la oración, y una propuesta de cómo ponerlo en práctica…)
  2. Tendrás que buscar un tiempo personal para hacer esa oración (puede ser un rato diario o semanal, tú decides), y un lugar (puede ser tu habitación). Escribir tus descubrimientos, dudas, inquietudes, certezas, luces, sombras,…
  3. Podrás compartir con la persona que elijas el equipo de Jesús-María (Cristina, Valle, Yudith, Tesuca, Mar) por escrito o por videollamada (cada 15 días, o el ritmo que necesites) lo que vas experimentando. Podrás consultar dudas, dificultades en la oración, luces, descubrimientos,…
  4. El taller tiene una duración aproximada de 3 meses desde el momento en que se inicia, pero el ritmo es personal y se va marcando con el acompañante, se puede acabar antes o alargar si se ve necesario, tú decides.

Así de sencillo: ¿cómo te suena?, ¿te animas?, es una oportunidad de releer tu vida a la luz de Dios y dejar que ÉL te muestre el camino de la vida en cada momento.

¿Te interesa? (PINCHA AQUÍ)

Deja que Dios entre en tu casa, en tu historia, en tu corazón y lo llene de VIDA y de LUZ….

LA SUAVE INICIATIVA

El Padre llama a mi puerta buscando un hogar para su hijo.

– El alquiler es barato, de verdad le digo.

– No quiero alquilarlo, quiero comprarlo -dice Dios.

– No sé si querré venderlo, pero puedes entrar y echarle un vistazo.

– Sí, voy a verlo -dice Dios.

– Te podría dejar una o dos habitaciones.

– Me gusta -dice Dios-. Voy a tomar las dos. Quizá decidas algún día darme más. Puedo esperar.

– Me gustaría dejarte más, pero me resulta algo difícil; necesito cierto espacio para mí.

– Me hago cargo -dice Dios-, pero aguardaré. Lo que he visto me gusta.

– Bueno, quizá te pueda dejar otra habitación. En realidad, yo no necesito tanto.

– Gracias -dice Dios-. La tomo. Me gusta lo que he visto.

– Me gustaría dejarte toda la casa, pero tengo mis dudas.

– Piénsalo -dice Dios-. Yo no te dejaría fuera. Tu casa sería mía y mi hijo viviría en ella. Y tú tendrías más espacio del que has tenido nunca.

– No entiendo lo que me estás diciendo.

– Ya lo sé -dice Dios-, pero no puedo explicártelo. Tendrás que descubrirlo por tu cuenta. Y esto sólo puede suceder si le dejas a él toda la casa.

– Un poco arriesgado, ¿no?

– Así es -dice Dios-, pero ponme a prueba.

– Me lo pensaré. Me pondré en contacto contigo.

-Puedo esperar -dice Dios-.  Lo que he visto me gusta.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Facebook
Instagram
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad